Espiritismo

¿ QUE ES ESPIRITISMO ?


El Espiritismo esta en plena juventud, no por las manifestaciones espirituales que han existido desde la formacion del universo, sino que el espiritismo como doctrina, solo tiene vigencia desde Allan Kardec hasta nuestros dias...







JOSE DE LUZ. (LIBRO LA LUZ) CAPITULO VII



El libro "La Luz " escrito ya hace más de medio siglo contínua expresando: Antes de la invención de la imprenta, la instrucción era muy escasa por lo que el pueblo vivía en la mayor ignorancia, los libros existentes eran hechos a mano. La mayoría de los libros estaban en poder de los religiosos que los hacían.



Si sumamos a la ignorancia del pueblo, la gran religiosidad y espiritualidad de esa gran parte de la humanidad, es posible comprender que en esa época aquél que hubiese tenido acceso a la gran fuente de conocimientos que encerraban los libros, aquél que salía de la ignorancia tenía un as de triunfo en las manos, sabiendo manejarlo podría conducir de la mano al ignorante. Este estilo filosófico, sólo era entendido por las personas cultas, siendo frecuente en Europa que las tertulias intelectuales se debatieran sobre esa filosofía y aún entre la mejor sociedad se practicasen. Años después llegaría el momento cumbre para el espiritismo, con Allan Kardec.



​Hippolyte León Denizard Rivail (Allan Kardec), hombre intelectual, abandonó por completo su profesión para dedicarse por entero, previa educación mental y espiritual, a la magna tarea de extraer de la filosofía espiritual, el Espiritismo Doctrinal, y es entonces con esos libros despojados de adornos literarios como la Doctrina Espírita es asequible al pueblo.



En esa forma clara y sencilla de recopilar, ordenar y explicar las distintas manifestaciones espirituales las que dan auge a la integración de los núcleos o sociedades que han de ir enlazándose para formar una sólida y extensa cadena que han de comprender en su día a todos los seres humanos.



El espiritismo doctrinal estructurado por Allan Kardec de la filosofía espiritual fué el peldaño propicio para dar a la humanidad que por siglos había permanecido en las distintas religiones existentes, la relación entre los fenómenos espirituales y las imágenes que adoraban. La preparación mental del hombre existente en aquellos momentos de no haberse presentado en esta forma los fenómenos, hubieran tardado mucho más años en su aceptación.



Para terminar diremos que si la gran habilidad de Allan Kardec fué estructurar el Espiritismo Doctrinal para traer adictos al campo espiritual, si se sirvió de él, para formar un puente entre las religiones y los fenómenos espirituales, cuando la mente del hombre llegue a un grado tal de evolución que pueda comprender que los fenómenos se manifiestan expontáneamente por la acción de un espíritu, no hará falta esta fase de introducción, imágenes y ritos, solo bastará el pensamiento y el espíritu para estar en relación con los fenómenos espirituales.



He, aqui, por lo que consideramos que el espiritismo está en plena juventud, no por las manifestaciones espirituales que han existido desde la formación del Universo, sino que el espiritismo como doctrina, sólo tiene vigencia desde Allan Kardec hasta nuestros días porque siendo ahora cuando, los fenómenos espirituales están clasificados para tener un punto de orientación en la investigación espiritual, se necesitará la evolución espiritual para que los hombres se despojen de sus pasiones para llegar a la madurez del espiritismo que no tendrá vejez porque al final será el triunfo del espíritu por su total evolución sobre la materia y entonces no necesitaremos de ésta.



José De Luz en su obra "INSTINTO Y AMOR" nos pregunta: ¿Dónde puede el hombre hallar esa serenidad que lo despoje de sus pasiones por cambiar de actitud?. En el espiritismo, donde los derechos naturales, no los creados por el hombre, donde las verdades naturales, no las que el hombre se empeña en hacer ver, resplandecen. El espiritismo es el conocimiento profundo de las leyes espirituales que son las leyes de la naturaleza.

           

El espiritismo respeta todas las religiones y doctrinas, valoriza todos los esfuerzos para la práctica del bien y trabaja a favor de la confraternización y la paz entre todos los pueblos y todos los hombres, independientemente de su raza, color, nacionalidad, creencia, nivel cultural o social. Reconoce además que “el verdadero hombre de bien es el que cumple la ley de justicia, amor y caridad en su mayor pureza”.