Claudio Agramonte

Durante las guerras de Independencia Cuba se vio sumida en la pobreza económica. Muchos hombres y mujeres sufrieron y desencarnaron debido al despiadado trabajo impuesto por la colonia española.


A través de la historia, similar a la de otros pueblos donde se asentó el africano, San Luis, una pequeña población al sur de la provincia más oriental de la isla, emergió gracias al esfuerzo de sus pobladores, en el recuerdo de sus antepasados y en la añoranza de sus expresiones culturales.


Sólo contaron con su fe religiosa, con sus cantos, bailes y rituales que unieron a la cristiandad en semioculto y singular sincretismo.
Francisco, Rafael y Juan Alava también vivieron aquellos sinsabores en el Central Alava de la provincia matancera.
Recién instaurada la república, nace en San Luis el 17 de Mayo de 1902 Claudio Agramonte. Allí se nutrió del aroma de sus campos y de las vibraciones espirituales que aún perduran en su circundante y exuberante naturaleza.


Los tres espíritus mencionados pasaron a formar parte de las bóvedas de Claudio Agramonte y de su Guìa Espiritual José De Luz.
Cada uno de ellos tuvo desde ese instante una determinada responsabilidad, debiendo manifestarse su presencia en la oportunidad que les correspondieran.


Bajo la orientación de José De Luz se castimaron sus pasiones, la de ellos como espíritus, así como las de su encarnado, se le desintegró el proceso espiritual conque había nacido, se le dio un nuevo curso a su vida, un nuevo carácter y un nuevo pensamiento cobrò forma en él.


Se le proporcionó estabilidad y sosiego, una familia numerosa consanguínea y filial, mientras que paso a paso se daban los toques finales a la magnificencia de su mediumnidad.


Transcurridos varios años, se concluye la sostenida labor de transformación de Claudio Agramonte. La creación de una nueva personalidad y la toma de conciencia de la misión a él encomendada, mereció para tan nobles espíritus el ascenso de nivel espiritual.
Muchas experiencias vividas por el médium, donde toman parte estos espíritus, se encuentran recogidas a modo de pasajes en la literatura impresa.


En la Sociedad Luz del Sol comienza el espíritu José De Luz a ofrecer sus enseñanzas, para disfrute y consuelo de todos sus miembros.
En la ardua tarea espírita, Claudio Agramonte ha asistido ya como Delegado a los Congresos que la Confederación de Espiritistas le ha encomendado, perteneciendo posteriormente al Ejecutivo de la misma Confederación.


Debido a la necesidad de incrementar la divulgación de las enseñanzas de José De Luz se traslada a La Habana, capital del país. He aquí donde el espíritu Francisco pondrá de relieve sus huellas indelebles de evolución espiritual.


Cada día fue mayor el número de personas, feligreses o pacientes, que acudían a Claudio Agramonte en busca de aliento o alivio a su dolor, fundando en la década del cincuenta la Escuela De Estudios e Investigación Científica de los Fenómenos Espirituales José De Luz, preparando desde entonces a varios médiums que serían en el futuro inmediato las banderas y pilares de la misma.


En esta ciudad fue escrita la copiosa literatura sicográfica de José De Luz, tales como: La Verdad, Instinto y Amor, ¿Qué es la Santería?, La Persuasión, La Responsabilidad y otros temas inigualables que han sido recogidos en dos valiosísimos volúmenes: La Luz, y Grafología o Estudio De La Personalidad, dejando inconcluso el tema: La Cura Sicosomática, al desencarnar el 10 de Abril de 1965.
La unidad que existió en todo instante entre espíritu y materia tuvo al fin su recompensa, José De Luz pudo ejecutar su misión de caridad e impartir sus enseñanzas espirituales. Por parte de Claudio Agramonte, como médium fiel, cumplir con efectividad todas las labores espirituales que se le solicitara.


Esta compenetración tan íntima entre espíritu y materia, por tener tanto el liberto como el encarcelado igual plano, permitió que el dolor de uno fuera el del otro, que las alegrías recibidas y los conocimientos espirituales fueran compartidos por los dos.
Tal fue la unidad entre espíritu y materia, que no era posible distinguir cuándo hablaba o actuaba el médium como el hombre y cuándo era el espíritu.


Hoy jóvenes y adultos cultivan su fe con temas impresionantes como la "Teoría Corpuscular"," La Energía General" e "Ideas e Intenciones" además de los ya mencionados.


Hoy su nombre y el de José De Luz son conocidos en el ámbito mundial espiritista. Sus enseñanzas científico-espirituales son reconocidas como esclarecedoras de los fenómenos espirituales que aquejan a la humanidad y como la esencia del conocimiento de la evolución del espíritu, vinculado a los procesos que se originan en la Naturaleza.

Sociedad De Estudio E Investigación Científica

De Los Fenómenos Espirituales

José De Luz

© Copyright Jose De Luz. reservados todos los derechos.